domingo, 28 de agosto de 2016

Se un girasol

Todas las flores son hermosas, pero algunas son más frágiles que otras.
Se un girasol, los girasoles crecen en terrenos áridos y soportan con mucha fortaleza los factores externos, por sus características propias.
Desde pequeños nos enseñan a defendernos del exterior, a luchar, a perseguir.... pero nadie nos enseña como luchar contra nuestro interior cuando nos juega en contra. La verdadera fortaleza empieza en nuestras características personales, en nuestro corazón y en nuestra mente.
Es eso lo que da tanta firmeza a un girasol, seria bueno que te conviertas en uno... y dejes de querer ser una rosa.

miércoles, 17 de agosto de 2016

Mucho más que extrañarte

Es realmente difícil dejarte.
Seria más fácil si no existieras, pero sabiendo que tu presencia es tan real como lo mucho de mi añoranza... no te imaginás cuán difícil es dejarte.
No te vas ni me voy, solo somos dos almas destinadas a no ser una. Y aunque lo sepamos podríamos... romper la barrera de lo que es concreto.
Si pudieras comprender lo inmenso de lo que siento, entenderías por que me quiebro al toque de tu recuerdo zumbando en mi memoria... como una alimaña que molesta pero no puedo matar.
A traves de un cristal delgado te veo alejarte... mordiendome los labios en el intento de evitar romperlo.
Date vuelta, escuchame, no me dejes.

viernes, 12 de agosto de 2016

Autitos chiquititos

Ayer llegué muy cansada a casa. Tanto que solo quería subirme a mi cama y por lo menos recostarme, pero también quería jugar con Benjamín.
Él, dándose cuenta de que yo ya no daba, recorrió la casa buscando sus "autos chiquititos", que por cierto son sus favoritos, no entendía por qué los prefería antes que sus grandes tractores y costosos tumbas, hasta ayer.
Pudimos jugar en la cama carreras hasta quedarnos dormidos.
Y los autos grandes no pueden ser subidos a la cama.
Tomé prueba de que es cierto; no hay ningún juguete, por más valioso que sea, que reemplace el tiempo que pasamos con ellos.

Los autitos chiquitos sirven para jugar en la cama con mamá cuando vuelve del trabajo.

#Benjamin

miércoles, 10 de agosto de 2016

No deje de creer

Deje de creer en el amor.
Deje de creer cuando di todo lo mejor de mi y recibí la misma medida de dolor.
Pero no deje de creer en esa ilusión... en ese ser invisible que estuvo allí todo el tiempo y nunca viste... hasta que empezó a robarte sonrisas, a darte atención y ganarse un espacio en tu mente hasta el punto de dejarte sorprendida y asustada, esa sensación que no se explicar.... pero que te da cuando sentis algo fuerte que intentas atajar y solo avanza.
Tampoco deje de creer en el respeto... esa profunda capacidad de hacerte sentir la reina del mundo con tan solo mirarte, esa sensación confianza absoluta. De ser la única.... y corresponder con la misma fuerza. Ese día a día de apoyo mutuo, de complementación y seguridad.
No deje de creer en la seguridad. Y no hablo de la seguridad de la integridad física, sino de la seguridad de estar con la parte de vos que te completa. Esa transparencia única, responsable, comunicada y pacífica. Esa persona que daría todo por despertar solamente a tu lado por el resto de su vida.... y por no dejarte echar un sola lágrima porque tus sentimientos son los suyos. Ese ser único que te ve hermosa todo el tiempo y a quien no le hace falta decirte que te ama porque convierte esas dos palabras en hechos diarios.
No perdí la capacidad de creer.

De pie

No todas las veces que intenté levantarme pude hacerlo rápido, pero nunca el esfuerzo fue tan largo como este.

Me acobijé en atardeceres completos ocultos detrás de las paredes, intentando encontrar la espina dorsal de mi alma, recobrando energías desde las cenizas de mis ideales, dando la cara a la oscuridad más profunda.
Ahora me encuentro sostenida por completo, intentando dar un paso hacia adelante, con todo el empeño de mi voluntad pero la inercia inevitable del tiempo que oxidó todos mis sentidos.
La espera fue larga, pero no absoluta... no de esas esperas en las que solo observás o te entretenés. Fue de esas esperas apasionadas, intensas, desesperadas... fue de esas esperas de constante esfuerzo por obtener una respuesta... Fue así que golpeé y golpeé sin obtener respuestas, sin saber que la respuesta estaba muy adentro mío.
Y en algún momento una voz muy quebrantada me dictó desde el fondo de mi consciencia que lo intente por mi cuenta...

No todas las veces que intenté levantarme pude hacerlo rápido, pero nunca el esfuerzo fue tan largo como este.

Fue el intento más esforzado, la espera más apasionada, el levantar más valioso....
Las tardes ya no están escondidas tras las paredes, porque ya no existen paredes.... mis sentidos despertaron para siempre enfocadas en un horizonte que se pierde de tan infinito.
Mi alma es un diamante desde que tuvo columna... y se puso de pie,
Un diamante que aún no fue pulido.
Ya no existen atardeceres tras las paredes, ya no existen esfuerzos vanos, el largo tiempo valió la pena... y la pena no es más que un amargo recuerdo.
El siguiente paso... es dar el primer paso. Con la cabeza muy en alto.

viernes, 5 de agosto de 2016

Del diario de una sombra

Hola,

Espero que estés bien, por algún motivo que creo saber, decidiste no escribirme más.
Siempre te dije que me gusta escribir, y escribirte a vos es mucho mejor que postear algo en mi blog, capáz estés enojado, puede ser que solo estés molesto por algo que dije, capáz pensás cosas negativas acerca de mí o solo hayas decidido abrirte, pero lo que más posiblemente ahora, mientras te escribo, está en tu cabeza, es que soy muy patética por hacerlo.
No te escribo por nada en específico. Solo tengo muchas ganas de sentirme de alguna manera cerca de vos. Se que ya no me odias, porque solo se llega a odiar a quien se ama. Y eso tiene un lado bueno y otro malo para mi...
Es solo que cuando estaba contigo me sentía mucho mejor de lo que te parecía. Estar contigo para mi fue, desde el comienzo hasta la última vez, lo más cercano a lo que busqué para el resto de mi vida. Fue tan poco el tiempo que tuve pero tan grande la felicidad que sentí, que entendí por qué se dice que cuando uno más alto se eleva más fuerte cae.
Siempre digo que aún no encontré lo que estoy buscando, pero lo cierto es que lo encontré y me aparté. Y ahora no estoy buscando nada pero tengo la firme certeza de que un día la vida me lo va a poner en el camino de vuelta.
Alguna vez alguien me dijo acerca de vos que la diferencia de edad era muy importante, y le respondí que en todo caso uno de nosotros dos nació en la época equivocada pero con los mismos gustos. Por sobre todo el gusto por estar en paz... también por hablar, por un vino o un trago, por hacer planes o ser quisquillosos. Capáz alguna vez, ya sea hace años o hace poco, tuvimos el problema de ser parecidos. Tanto en lo bueno como en lo malo.
Lo cierto es que me pudiste tanto que quebré mi esquema de orgullo y dureza... y descubrí adentro mío partes de mí que no conocía. Y todo es tu culpa, o gracias a vos. Depende de cómo lo vea.
Sé que siempre vas a leerme, y yo siempre voy a estar atenta a lo que te pase, no es que me despida, solo quiero que no saques eso de tu mente.
Yo no creo en nada de lo que la gente dice, creo en lo que veo, y yo te vi a vos mucho más que el resto. Y así como sos, sin importar lo malo que pasamos y adorando lo bueno, nunca te voy a dejar. Aunque ya no hablemos. Posiblemente esto solo sea un recordatorio porque sé que ya te dije antes.
Por mi parte, voy a tratar de seguir igual que hoy. Y de no molestarte.
Sé que en el fondo me conocés, no soy una mala persona, vos tampoco, solo que aveces las personas que se cruzan en la vida pasan por malos momentos. Yo agradezco por esos momentos y más por los buenos, porque son los que me trajeron hasta donde estoy, y todo tiene un propósito.

Besos.

lunes, 1 de agosto de 2016

De cosechas y cuentas pendientes

Y cuando sentis que la vida te devolvió lo mismo que diste, intentas hacer cálculos y los números no te cierran. Aveces reinventarse cuesta caro, aveces esas devoluciones no son lo necesario, son diferentes a lo que necesitas en ese momento.
Apartas todo y seguis pensando como pagar el precio, es como que hayas cosechado manzanas pero necesitas limones... y te das cuenta de que la única manera es salir a buscarlos, animarte a saltar por los árboles, lidiar con espinas, trepar finos troncos, dañarte la piel.
Todo es posible cuando perdes el temor y la vergüenza. .. y te lanzas de lleno. Todos los números cierran cuando no existen convencionalismos absolutos.
Ya las manzanas servirán en otro momento, la vida es más sabia que nuestra limitada mente.